Acabo follando con dos empleadas en la cena de empresa

Sé que no está demasiado bien que lo diga, pero es lo que tiene ser el jefe, que al final uno acaba disfrutando de estas cosas sin proponérselo. El caso es que tengo aquí a dos empleadas que han empezado a follar conmigo de una manera brutal, ha dejar que les metiera mi polla por el coño de una forma increíble. Creo, sinceramente, que lo que las pone calientes es la erótica del poder, el hecho de sentir que tener sexo con su más alto superior les puede beneficiar en su trabajo. Y llevan razón.

Más galerías XXX

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *