Cuando llego a casa mi esposa me espera para follar

Tengo una suerte tremenda, y es la de tener a una esposa increíble, de las que uno se queda sorprendido cuando la ve conmigo por ahí. Por la calle, por los bares. La cuestión es que últimamente está más salida que nunca y solo me busca para follar. Llego del trabajo muchos días y me espera para follar, me la encuentro sobre la cama, en tanga, y mostrando ese tremendo culo que tiene la viciosa. Sí, esas nalgas tan perfectas donde cada vez que se pone un tanga, me vuelven jodidamente loco y ya cuando le mete la polla hasta el fondo desde atrás… Es increíble.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *