A la madura solo le gustan las pollas gordas

Tenemos aquí a la clásica madura de pelo corto que ahora está volviendo a descubrir su punto álgido de sexualidad. Es decir, que está volviendo a comer más pollas que nunca, ni cuando estaba en la universidad se zampaba tantas, siendo sincero. Ahora ha vuelto a descubrir lo que son las pollas gordas de los negros y no hay un día que pase sin que no se coma alguna. Es de estas cuarentonas a las que les encanta que uno las ponga a cuatro patas y las hagas gozar como verdaderas perras que son.

Más galerías XXX

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *