Espiando a mi vecina latina de grandes tetas

Desde que me mude a este nuevo bloque de pisos, vi que tenía a una vecina bastante cachonda, de las mejores que uno se pueda encontrar en estos días. Estoy hablando de una latina con una buena cintura, buen culo y unas tetas que son impresionantes. ¿Cómo sé que tiene buenas tetas? Pues básicamente porque me he dedicado a espiarla cada vez que he tenido ocasión. Alcanzaba los prismáticos y me deleitaba observando su cuerpo latino y totalmente natural, después me hacía unas cuantas pajas pensando en ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *