La madura de al lado viene a probar mi polla empalmada

Tengo una vecina justamente al lado que es de las mujeres más guarras que he conocido en mucho tiempo, y tengo la prueba perfecta que es poder verla follando conmigo cada vez que le entra un calentón, porque la muy guarra me viene a visitar y empieza a calentarme la polla que ya tengo previamente empalmada. Tener contactos con una mujer así a tu lado, hace que uno se ponga palote y no pueda mas que metérsela sin compasión por ese coño tan perfecto que tiene.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *